© 2016 per centre Fisioactiva

Av. Pais Valencià 1B | 46800 Xàtiva

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
Síguenos en:

656909818

DOLOR CERVICAL: CONOCE UN POCO MÁS SUS SÍNTOMAS Y CÓMO ABORDARLOS

 

¿Qué es el dolor cervical?

 

El dolor cervical (cervicalgia) abarca desde un leve malestar hasta un dolor quemante e intenso en la nuca.

En la mayoría de los casos, no se puede encontrar una causa específica del dolor cervical.

La cervicalgia puede ser debida a una lesión, a un problema muscular o mecánico, a un pinzamiento nervioso causado por la protrusión de uno de los discos situados entre las vértebras, o debido a una cervicoartrosis (desgaste de las vértebras de la columna cervical).

Si el dolor es agudo -repentino e intenso- se denomina cervicalgia aguda, síndrome facetario, reumatismo muscular o simplemente dolor cervical agudo. Si el dolor dura más de tres meses, se denomina "dolor cervical crónico". El dolor cervical es un cuadro muy común que se da con más frecuencia en mujeres que en hombres.

La mayoría de las personas tendrán dolor cervical en algún momento de su vida.

Conocer un poco de la anatomía

En primer lugar, has de saber que las cervicales son siete vértebras que se ubican en la parte más alta de tu columna vertebral, es decir, a la altura de la nuca.

Cada uno de los “huesitos” está unido al otro mediante las articulaciones. La distancia entre ellos se la dan los discos intervertebrales. Estos huesos son los más pequeños de la región y se mueven gracias a los ligamentos.

Son más que importantes, porque tienen como objetivo soportar los movimientos de la cabeza y sobre todo, su apoyo.

El dolor en las cervicales puede ubicarse en la zona de la nuca, pero también irradiar para la espalda o los hombros, ya que el sistema está interconectado.

Esto limita el buen funcionamiento de cada hueso y vértebra y no nos permite movernos correctamente.

Por lo general, no se puede girar hacia uno de los lados o “tira” al moverla. En los casos más graves este dolor aparece junto con hormigueo, entumecimiento, mareos o dolores de cabeza.

 

 

¿Qué causa el dolor cervical?

 

Algunas causas pueden ser:

  • Traumatismos o lesiones.

  • Enfermedades de la columna vertebral cervical (hernia discal, artrosis cervical, espondilitis, etc.).

  • Estrés y preocupaciones.

  • Quedarse dormido en una mala postura.

  • Uso prolongado del ordenador.

 

 

Hay varias teorías respecto al por qué tanta gente padece cervicalgia, pero no están probadas de forma científica. En la mayoría de los casos, no se puede encontrar una causa específica del dolor.

Sin embargo, en algunos casos es posible hacer un diagnóstico preciso. El problema subyacente puede ser una hernia discal, huesos frágiles (osteoporosis), deformidad de la curva natural de la columna (escoliosis) y más raramente, daño estructural causado por tumores o infecciones.

Finalmente, los accidentes de tráfico, incluyendo el denominado"síndrome del latigazo cervical", pueden provocar dolor cervical agudo o crónico, requiriendo en ocasiones varios meses para curarse.

 

¿Que músculos son los “culpables de los síntomas”?

 

Distintos músculos pueden ser responsables de dolor referido en la cabeza: esternocleidomastoideo, trapecio superior, esplenio de la cabeza, masetero, esplenio del cuello, suboccipitales, semiespinoso de la cabeza, semiespinoso del cuello, etc. Como ya hemos mencionado, muchos de estos músculos reciben su inervación sensitiva de los tres primeros nervios espinales (C1, C2 y C3). La presencia de condiciones como debilidad, pérdida de coordinación, falta o exceso de activación en estos músculos pueden afectar al sistema trigeminocervical provocando el dolor de cabeza. Además, la pérdida de la importante función postural de la musculatura cervical y del papel estabilizador que la musculatura ejerce sobre las articulaciones cervicales aumentan las cargas sobre las mismas con lo que se desarrollarán procesos degenerativos que favorecerán el proceso.

 

 

¿Qué síntomas produce el dolor cervical?

  • Dolor generalizado en el área cervical así como rigidez en los músculos del cuello (contraídos o con contracturas).

  • El dolor puede irradiarse hacia abajo, hacia los hombros o entre las escápulas (omóplatos).

  • También puede irradiarse hacia un brazo, la mano, o hacia arriba, hacia la cabeza, causar una cefalea unilateral o bilateral.

  • Los músculos del cuello están tensos, doloridos y duros al tacto.

  • El dolor agudo puede provocar una postura anormal del cuello en la que la cabeza está desviada hacia un lado, lo cual se llama tortícolis.

  • El dolor en la base del cráneo puede acompañarse de una sensación de debilidad en los hombros y manos.

  • Puede existir además una sensación de hormigueo en los brazos y dedos.

  • Cefaleas (dolor de cabeza)

 

Dolor de cabeza de origen cervical

 

El dolor de cabeza de origen cervical es un tipo de cefalea cuyos síntomas se originan a raíz de una disfunción en la zona cervical. Se estima que un 2,5% de la población adulta padece esta condición afectando hasta 4 veces más a las mujeres que a los hombres.

Los síntomas principales son: dolor de cabeza (unilateral o bilateral), dolor cervical y/o dolor en brazos. También pueden estar acompañados de otros síntomas asociados como mareos, náuseas, incapacidad para concentrarse, dolor retro-ocular y alteraciones visuales.

¿Qué puede hacer uno mismo si padece cervicalgia?

  • Sea lo más activo posible. Intente ir a trabajar y mantener sus actividades diarias normales, el reposo en cama no es necesario.

  • Si se le da un collarín, no intente usarlo más de uno o dos días.

  • Recuerde que el dolor cervical rara vez está originado por un problema de salud serio y la mayor parte de las veces desaparecerá en una semana.

  • Si ha tenido dolores en el cuello durante periodos más largos, es una buena idea consultar a su médico de familia o a un fisioterapeuta.

 

¿Cómo hace el diagnóstico el fisioterapeuta?

 

En la mayor parte de los casos, un problema cervical puede ser diagnosticado mediante una exploración que puede incluir todo o parte de lo siguiente:

  • Examen de los movimientos del cuello.

  • Examen de los nervios que puedan estar atrapados.

  • Exploración de los músculos.

  • Exploración de los movimientos de las articulaciones de la columna, del cuello y las manos.

  • Radiografías y resonancia magnética.

 

¿Cómo se trata el dolor cervical?

 

El dolor agudo en la base del cuello a veces desaparece sin tratamiento.

En problemas de duración limitada se recomiendan la terapia manual (por parte del rehabilitador o el fisioterapeuta) y analgésicos, como el paracetamol, o antiinflamatorios, como el ibuprofeno.

Para problemas de mayor duración (por ejemplo, tres o más meses), tratamiento conservador:

El tratamiento conservador se considera, actualmente, la mejor elección para el dolor de cabeza de origen cervical. Este pueden incluir infiltraciones, punción seca, AINE, electroestimulación, masajes, movilización, ejercicios para la reeducación de la musculatura cervical, manipulaciones vertebrales, etc. También existen opciones quirúrgicas que deben tenerse en cuenta cuando el dolor es resistente al tratamiento conservador.

Los resultados de las diversas investigaciones indican que tanto la manipulación y la movilización cervical, como el ejercicio específico de fortalecimiento y los estiramientos, son las intervenciones conservadoras más eficaces para la disminución de la intensidad y la frecuencia del dolor cervical y la cefalea.

Please reload

Entradas destacadas
Entradas recientes

April 29, 2019

January 19, 2017

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square